Nudging + Sustentabilidad

Las costumbres o hábitos se pueden interpretar como el desarrollo de tareas de manera repetitiva por motivación voluntaria que resultan en las mismas consecuencias en un espacio urbano determinado, por ejemplo; el hábito del vendedor ambulante de utilizar la misma línea de micros para ofrecer sus productos al público o el simple hábito de cepillarse los dientes todas las mañanas antes de dirigirse al trabajo.

Lo característico de estos hábitos o costumbres es que existen diferentes formas de realizar una misma tarea, pero cuyos grados de impacto en el espacio urbano pueden ser positivos o negativos de manera directa o indirecta.

Con esto en mente, podemos categorizar como un mal hábito el desecho de colillas de cigarro en los espacios urbanos, pero ¿por qué?

Regresando a la declaración previa, en el mundo se consumen más de 15.000 millones de cigarrillos diarios, y desafortunadamente Chile se plantea como el mayor consumidor a nivel americano. Sólo en Santiago se recolectan al año más de 2 toneladas de colillas de las calles, por lo que su impacto negativo en el espacio urbano se amplía más allá de ser sólo basura, pues son los cerca de 7.000 compuestos químicos tóxicos que se encuentran presentes en ellas, como nicotina, metales pesados y compuestos cancerígenos, lo que las convierten en una grave amenaza para los habitantes de aquellos espacios urbanos y muchos otros indirectamente conectados, tanto por su acumulación como por su fácil drenaje a las aguas. Una sola colilla es capaz de contaminar hasta 8 litros de agua. (IMEKO)

Sin una declaración explícita existe la necesidad de eliminar el hábito de impacto negativo relacionado con el desecho de las colillas en espacios urbanos por medio de una gestión de cambio que asegure una redirección de su efecto.

La Universidad Católica de Chile desde el año 2013 comenzó a implementar el programa “Campus libre de humo”, que surge a con el objetivo de brindar un ambiente más saludable para quienes constituyen la comunidad universitaria. Esto consta de distintas iniciativas que culminan en prohibir el consumo de tabaco dentro de los campus, que para el año 2019, se implementó en su totalidad, obligando a los fumadores a realizar esta actividad fuera de las instalaciones.

En el caso del campus Lo Contador, en lo que conta de este año, pudimos dar cuenta que los fumadores tuvieron que adecuarse a estas medidas frecuentando 3 salidas, dos salidas por la calle “El Comendador” y una salida por la calle “Los Navegantes”. En el caso de las salidas por El Comendador, se colocaron basureros/ceniceros, por lo que es inusual ver colillas en el suelo, pero en la salida de los Navegantes, no se puso ni un objeto destinado a eliminar estos desechos, y, a pesar de que a pocos metros dentro del campus hay basureros, las personas apagan los cigarrillos en el suelo y los dejan ahí, afectando el espacio urbano.

¿De qué manera la visualización de una verdad incómoda influye en el comportamiento de los fumadores sobre el desecho de sus colillas de cigarro en la vereda de la entrada por la Calle Los Navegantes, del Campus Lo Contador?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close